La metformina inhibe la resistencia a múltiples fármacos utilizados para tratar el cáncer de mama

La metformina, habitualmente utilizada para tratar la diabetes tipo 2, evita que las células cancerosas produzcan resistencia múltiple a los medicamentos (MDR) y puede revertirla después de su aparición, según un estudio publicado en PLoS ONE, por investigadores de la Universidad de Saskatchewan, Canadá.

Estudios previos han mostrado que la metformina tiene cierta actividad antiproliferativa contra diversos tipos de células cancerosas. Además, los estudios de pacientes con cáncer que ya toman metformina para tratar la diabetes han sugerido que el fármaco puede incrementar su supervivencia y prevenir la aparición de nuevos tumores.

Terra Arnason y colaboradores probaron el efecto de la metformina en la línea celular de cáncer de mama ampliamente estudiada MCF7. La metformina mostró un efecto antiproliferativo en MCF7, incluidas las células que eran resistentes a la doxorrubicina. Cuando las células fueron tratadas previamente con metformina, se previno o retrasó el desarrollo de la resistencia a los medicamentos.

Además, los experimentos realizados tanto en cultivos celulares como en modelos de ratón de cáncer de mama agresivo revelaron que la metformina revirtió los marcadores proteicos asociados con la MDR después de su aparición. Estos hallazgos establecen que la metformina tiene el potencial de revertir la MDR en líneas celulares y prevenir su aparición, por lo que hay que extender el cronograma del estudio para seguir las células cancerosas durante muchos meses y determinar si el efecto de la metformina es permanente o de corta duración