La obesidad inhibe un mecanismo clave de defensa contra el cáncer

La obesidad inhibe un mecanismo clave de defensa contra el cáncer, según ha puesto de manifiesto una investigación realizada en ratones por científicos de la Universidad de Hokkaido, Japón, publicada en Cell Reports.

En concreto, para estudiar cómo la obesidad afecta a las células epiteliales, las cuales recubren las superficies de los órganos y tienen la capacidad intrínseca de eliminar las células potencialmente malignas de su medio, los científicos crearon ratones capaces de expresar la proteína mutante Ras. Las células epiteliales generalmente eliminan las células transformadas por Ras potencialmente malignas.

Tras alimentar con una dieta rica en grasas a los roedores, los científicos observaron que se suprimía el mecanismo de defensa contra el cáncer y aumentaba el número de células transformadas como Ras que quedan en el tejido. Esta supresión se observó en el intestino y el páncreas, pero no en los pulmones.

Los siguientes experimentos utilizando el modelo de ratones y las células cultivadas revelaron que los ácidos grasos y la inflamación crónica causan la supresión del mecanismo de defensa. En este sentido, cuando los ratones alimentados con una dieta alta en grasas fueron tratados con aspirina, conocida por sus propiedades antiinflamatorias, el mecanismo de defensa se mejoró sustancialmente.

Un hallazgo que, a juicio de los investigadores, implica que el refuerzo del mecanismo de defensa epitelial con fármacos antiinflamatorios podría utilizarse para la prevención del cáncer.