Los suplementos de calcio y vitamina D no se relacionan con un menor riesgo de nuevas fracturas óseas

Los suplementos que contienen calcio, vitamina D o ambos no parecen proteger frente a la fractura de cadera y otras fracturas óseas en personas mayores, según concluye un metaanálisis realizado por científicos chinos que se publica en JAMA.

Las guías de práctica clínica recomiendan suplementos de calcio y vitamina D para personas mayores con la finalidad de prevenir fracturas osteoporóticas, pero estudios previos han llegado a conclusiones mixtas sobre una relación entre los suplementos y dicho riesgo.

Los investigadores de este trabajo analizaron 33 ensayos clínicos aleatorizados, con datos de 51.145 adultos mayores de 50 años que vivían en sus comunidades y no en instituciones. Los ensayos habían comparado el uso de suplementos (calcio, vitamina D o ambos) con placebo o con ningún tratamiento, y su relación con nuevas fracturas óseas.

Jia-Guo Zhao, del Hospital Tianjin, China, y colaboradores vieron que los suplementos no se relacionan con un menor riesgo de nuevas fracturas, independientemente de la dosis, el sexo del paciente, el historial de fracturas, la ingesta de calcio en su dieta o las concentraciones iniciales de vitamina D en sangre.

Entre las limitaciones del estudio, los autores señalan que los ensayos incluidos en el análisis no analizaron la concentración sanguínea de vitamina D inicial para todos los participantes. Los resultados para algunos subgrupos podrían haber sido diferentes si se evaluara a todas las personas.

No obstante, estos científicos plantean que sus hallazgos no respaldan el uso rutinario de suplementos que contienen calcio, vitamina D o ambos por adultos mayores que viven en la comunidad para la prevención de fracturas.